El primer paso hacia la libertad financiera

Si hay un denominador común entre las personas que desean iniciar un negocio en Internet este se compone de las múltiples dudas que tienen, las cuales los mantienen en punto muerto y con temor de dar sus primeros pasos.

Comprendo lo difícil que es tomar la decisión de emprender; en lo personal, me costó bastante hacerlo, pero gracias a ese primer paso, hoy puedo gozar de todos los beneficios que otorga el ser libre financieramente. No hablo de comenzar sin planificación previa, sino de definir lo que más deseamos en esta vida y ponernos en movimiento. Si estamos seguros en cuanto a nuestros objetivos, lo demás puede ser mejorado sobre la marcha.

La cuestión es muy simple: si de verdad te apasiona el proyecto y hay mercado para tu producto o servicio, estás condenado al éxito. Para los negocios tradicionales hace falta invertir una suma importante de dinero, pero en Internet se puede iniciar un proyecto con muy poco. El riesgo es mínimo y las ganancias pueden ser mayores, ¿no vale la pena hacer el intento?

Si en este momento tu situación financiera es precaria, estás harto de trabajar por cuenta ajena, tu espíritu pide a gritos un cambio; no vas a estar peor en caso de que las cosas no marchen como lo habías planeado. Aún en el peor escenario, no pierdes nada y habrás ganado una valiosa experiencia.

Quizás falles en los primeros intentos y esto es de agradecer ya que los errores que cometas te acercarán más a tu objetivo, todo emprendedor está expuesto a los fracasos y lo que aprendemos de ellos es lo más valioso que podemos recibir. No hay recetas infalibles, no hay secretos ni milagros; sólo hay que capacitarse, creer en el proyecto y trabajar día a día con pasión hasta alcanzar el éxito.

Mira, después de 2 años, y con varios proyectos en marcha, esta es mi rutina diaria:

Salgo de la cama cuando quiero, tomo el desayuno, me conecto a Internet, miro mis estadísticas de ingresos, reviso el correo y respondo los mensajes. Eso es todo, trabajo 15 minutos al día y gano más dinero que cualquier asalariado medio en mi país. Uno de mis problemas es que en algunas ocasiones no sé qué hacer con tanto tiempo libre.

¿Cual sería tu estilo de vida si lograras libertad financiera? Piensa en esto, quizás te motive a dar ese primer paso.

Un pensamiento en “El primer paso hacia la libertad financiera”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *